Pon un Amancio Ortega en tu vida

Aún quedan “residuos cronistas” sobre el archiconocido empresario gallego que, la semana pasada, inundaban todos los medios con opiniones de lo más dispares.

Y es que la donación, a diferentes hospitales, de aceleradores lineales de electrones para radiar los tumores más malignos, por parte de Amancio Ortega, ha ocasionado una avalancha de veredictos y, como suele ocurrir, emitidos gratuitamente.

Si el ámbito privado se ha de unir al público para hacer más fácil un trago tan complicado y amargo como es un cáncer, creemos que sobra cualquier argumento, ideología política o frases “bienqueda”.

Poco les importará a las personas que se pueden servir de esta última tecnología lo que opinen políticos, oportunistas, y “vendehúmos” con pinganillo.

Poco han debido de pensarlo estos antes de emitir juicios y, a su vez, preferir el sufrimiento y lucha de tantos miles de personas a la donación del señor Amancio.

En este país nos encanta el individualismo y el lema de “¿que gano yo con eso? “ lo adornamos de lo lindo, pero sigue estando en la mayoría de nuestras acciones. No damos puntada sin hilo y el dar sin recibir se tilda de tontería y genera suspicacia hacia quien lo hace.

No creo que la sanidad pública, con los recortes que ha habido, esté para desdeñar una donación desinteresada como esta. ¿Desde cuándo los hospitales no han recibido donaciones privadas?”.

 

¿Y en el sector inmobiliario qué?

Cómo nos gustaría contar en nuestro espacio profesional con mayor fusión entre el ámbito público y privado.

Cómo ansiamos que administraciones, ayuntamientos, profesionales y usuarios rememos en el mismo sentido para poder trabajar en un marco de seguridad, equidad y cero intrusismos.

Ciudades que crecen pensando en los verdaderos protagonistas, precios que no se rigen por mercados ajenos o externos, demanda y oferta que no sólo se conocen si no que se complementan.

Jóvenes que pueden acceder a su primera vivienda sin tener que hipotecar todos los ámbitos de su vida, Nacionales y extranjeros que invierten en nuestro país porque la palabra inversión no se reserva a gurús o “millonetis”

¿Utopía? ¿Sueños? ¿Realidad cada vez más próxima?  Somos conscientes de cuanto queda por hacer y también de que una visión a lo Amancio Ortega nos vendría de diez en nuestra profesión.

 

¿Cuál es nuestra aportación en Dilmun Property?

En Dilmun Property además de nuestros agentes especializados en viviendas de obra nueva, segunda mano y alquileres, llevamos muchos años trabajando con propiedades provenientes de fondos, gestionando activos procedentes de la reestructuración bancaria y acercando al consumidor todos los inmuebles de esta sociedad anónima que está participada en un 55% por capital privado, y en un 45% por capital público.

Con pisos de banco, como se suele denominar coloquialmente, llevamos trabajando más de ocho años y aunque fue una opción para muchas agencias de sobrevivir a la crisis, en Dilmun Property hemos seguido apostando por este modelo de negocio.

Propiedades que suelen ser más ajustadas a precio de mercado, más interesantes para compradores que se estrenan con su primera hipoteca y un reclamo para inversores extranjeros y nacionales.

Es el Banco de España quien determina el valor de los inmuebles sobre la base de los informes de valoración emitidos por profesionales implicados y relacionados con el sector, por lo que todo se desarrolla aportando asesoramiento y protocolos reglados.

Promoción bancaria en Mijas Costa

Que la estructura funciona lo sabemos y entendemos que es necesaria en operaciones en la que participan particulares. Muchas incógnitas y desequilibrios desaparecerían y también factores estresantes que poco ayudan en gestiones tan importantes y con tanto calado.

Aun no hay patrones, ni diseños, ni modelos…sólo bocetos y consciencia de que queda mucho para poder coser y cantar, ¿No creéis que el experto textil, Amancio Ortega, sería un buen espejo en el que mirarse?

 

M del Mar Aragón

Tlf: 666 307 537

 

Deja un comentario